BUSCADOR

25º aniversario de la Directiva Europea de Seguridad y salud en las obras

25º aniversario de la Directiva Europea de Seguridad y salud en las obras

El  pasado día 24 de junio se cumplieron 25 años de la publicación de la Directiva 92/57/CEE de la Unión Europea, relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y salud que deben aplicarse  en las obras de construcción.

¿Por qué se redactó esta directiva?

Los riesgos y número de accidentes en el mundo de la construcción son más elevados que en  cualquier otro sector, y la probabilidad de  que un trabajador tenga un accidente grave duplica la media de los empleados en otros sectores.

Los riesgos más graves, como lo son las caídas en altura, choques contra objetos móviles, desprendimientos de materiales por manipulación, etc.;  son el origen de numerosos accidentes que pueden llegar a ser mortales. Además, los trabajadores de la construcción están muy expuestos a los riesgos derivados de factores ergonómicos, físicos, biológicos o químicos, los cuales pueden crear  también enfermedades profesionales.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la mayoría de las empresas de la construcción son pequeñas y medianas (se estima que alrededor de un 95% de ellas tienen menos de 20 trabajadores), lo que dificulta establecer métodos y procedimientos seguros de trabajo.

Dos de cada tres accidentes, según recogía el informe Lorent en 1989, tenían su origen en decisiones tomadas  antes de que ningún trabajador pisara la obra. Otro de los datos interesantes del informe fue que las empresas que inviertían en prevención tenían un aumento del beneficio del 1,3%. Además, a medida que avanzaba el proceso de construcción se reducían las opciones preventivas y aumentaban los costes.

Así, se vio la necesidad de crear un marco jurídico europeo que regulase la actividad profesional en la obras de construcción con el fin de cambiar la dinámica de trabajo e implantar la Prevención en el proceso constructivo, pasando a ser prioridad por delante de la protección.

Con ese fin, la Directiva introdujo nuevos aspectos en el ámbito de la prevención de riesgos laborales en la construcción y puso en relieve la diferencia principal de la COACTIVIDAD con respecto otros sectores productivos.

Otros aspectos que introdujo la directiva fueron:

-La exigencia de una coordinación de seguridad y salud tanto en la fase de redacción de proyecto como de ejecución de obra.
-Definición de funciones y responsabilidades de los diferentes actores que intervienen en una obra.
-Exigencia de redacción de documentos que gestionan la seguridad y salud en una obra.
-Participación y cooperación de todos los agentes que intervienen en una obra de construcción.

Por otro lado, la directiva hace referencia a unas prácticas cuya buena observancia hace disminuir considerablemente los riesgos, y que por consiguiente son incluidas en el articulado de esta Directiva. Serían las siguientes:

-El mantenimiento de la obra en buen estado de orden y limpieza.
-Elección del emplazamiento de los puestos de trabajo.
-Condiciones de manipulación de los distintos materiales.
-Mantenimiento y control de las instalaciones y dispositivos.
-Delimitación y acondicionamiento de las zonas de almacenamiento de los distintos materiales,  en particular si se  trata de sustancias peligrosas.
-Condiciones de recogida de  los materiales peligrosos.
-Almacenamiento y evacuación de residuos y escombros.
-La adaptación, en función de la evolución de la obra, del tiempo efectivo que habrá que dedicar a cada trabajo.
-Cooperación entre empresarios y trabajadores autónomos.
-Las interacciones que se den con cualquier otra actividad que se realice “in situ” o cerca de la obra.

Visto en perspectiva, la publicación de la Directiva 92/57/CEE fue un gran paso para reducir los accidentes laborales en el  sector de la construcción, dando a los estados miembros herramientas jurídicas con los que poder regular este campo. Hay que destacar que la transposición dejó atrás aspectos importantes como son las funciones del coordinador en fase de proyectos, que según la directiva debía elaborar un plan de trabajo que servirá para la fase de construcción e irá evolucionando en función de las necesidades de la obra.

 

Víctor Castillo García
Teresa Mª Cano Rodríguez
Equipo e-SCENTIA

També et pot interessar

No hi han comentaris

Publica un comentari

Escriu el Cpatcha *